No. 52. Enero 2016. Rumbo a las elecciones primarias: ¿Cómo van las y los candidatos estadounidenses?

Actualidad

No. 52 / ENERO 2016

Rumbo a las elecciones primarias: ¿Cómo van las y los candidatos estadounidenses?

Con el comienzo del año 2016, se aproxima cada vez más el proceso primario de selección de candidatos presidenciales para los partidos Demócrata y Republicano. Esta selección se llevará a cabo durante sus respectivas convenciones: del 18 al 21 de julio, en Ohio, para el caso de los republicanos; y del 25 al 28 de julio, en Filadelfia, para el Partido Demócrata.

En los próximos meses, los ciudadanos estadounidenses podrán votar desde sus estados en las elecciones internas de ambos partidos, con el fin de elegir delegados partidarios. En cada una de las asambleas o "caucuses", los electores discuten las ventajas de cada candidato y deciden quién es vencedor por voto directo. Tras este proceso, conocido como elección primaria, el aspirante que obtiene la mayoría de los delegados partidarios es nominado como candidato presidencial.

El 1 de febrero, Iowa comenzará con estas reuniones; el estado de New Hampshire le seguirá el día 8 de febrero y el 20 de febrero se elegirán delegados en Carolina del Sur. La importancia estratégica de estas tres asambleas reside en su capacidad de influir en las decisiones que tomen los votantes de otros estados.

Entre los 12 candidatos republicanos que se mantienen en la contienda, se destacan por su popularidad el Senador de Texas, Ted Cruz y el empresario Donald Trump. En Iowa, Cruz se ha convertido claramente en el candidato puntero, aunque los analistas reconocen que este posible triunfo pudiera verse amenazado en caso de que votantes poco frecuentes participasen en la elección primaria con el fin de apoyar a Donald Trump.

A pesar de que Trump posee la atención de numerosos medios de comunicación, este avance en la campaña de Cruz se trabajó a través de la construcción de una red de activistas cristianos y republicanos contestatarios que han apoyado la campaña, generando paralelamente importantes recursos. No obstantes sus conflictos con el establishment del Partido Republicano, Cruz comparte en general la perspectiva de éste en los grandes temas de política: reducción de impuestos, oposición al programa Obamacare, reducción de regulaciones ambientales, criminalización del aborto y limitación de la inmigración.

El repunte de la popularidad de estos dos candidatos entre los simpatizantes del Partido Republicano revela una tendencia conservadora y un importante sentimiento anti inmigratorio que, de acuerdo a analistas, está arraigado en prejuicios y xenofobia más que en realidades económicas adversas. En la carrera para ganar el apoyo de este segmento, es posible que otros candidatos como Ted Cruz radicalicen sus posturas.

Image title

En el campo demócrata, la competencia entre el Senador Bernie Sanders y la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton continúa. Aunque ella mantiene una amplia delantera, algunas encuestas señalan a Sanders bien posicionado en Iowa y New Hampshire. Recientemente, Sanders criticó a Clinton por su falta de voluntad política para regular Wall Street, así como por recibir grandes recursos de la industria financiera como apoyo para su campaña. Anteriormente, Sanders se había limitado en este tipo de comentarios, pero analistas coinciden en que requiere ser más agresivo para diferenciarse claramente de Clinton. A pesar de los problemas que vivió la campaña de Sanders en diciembre, el candidato se mantiene a flote.

Por su parte, la campaña de Hillary Clinton intenta empatizar con las problemáticas de las mujeres, al tiempo que marca distancia de las acusaciones de comportamiento inapropiado de su esposo, Bill Clinton, que han salido a relucir en algunos medios.

Los tiempos electorales generan una realidad política cambiante y dinámica. Los candidatos punteros deberán construir estrategias que les permitan mantener su popularidad hasta principios de febrero, cuando comiencen a llevarse a cabo las asambleas primarias. El tablero de la contienda puede cambiar fácilmente en un mes, en favor o perjuicio de los 15 aspirantes presidenciales.

Image title

¿Qué le depara a América Latina el año 2016?

El año 2015 estuvo lleno de cambios políticos en América Latina. Si bien los gobiernos de izquierda tuvieron su época de bonanza, este año se presenta un panorama distinto. En el periodo de 2013 a 2016, la mayoría de los países de América latina han ido renovando sus poderes ejecutivos y legislativos.

En Venezuela, la oposición logró una victoria histórica y pasará a controlar el Parlamento, pese a los intentos a los que ha recurrido el chavismo, representado por el presidente Nicolás Maduro y sus aliados, para revertir el resultado. En Argentina, el empresario Mauricio Macri hizo historia al terminar con doce años de gobierno kirchnerista. En Brasil, la corrupción ha puesto en evidencia millonarios negocios y ha colocado a la presidenta Dilma Rousseff al borde del juicio político. Y en Cuba, el castrismo decidió ser más pragmático y retomó las relaciones con Estados Unidos. Tres hitos del 2015 que marcarán la senda de lo que vendrá en el 2016.

Image title


En Bolivia, Evo Morales se encuentra en su tercera gestión y el 21 de febrero se llevará a cabo un referendo constitucional que buscará decidir si se permite o no la reelección por dos gestiones continuas. Morales se ha mostrado convencido de ganar el referendo por un amplio porcentaje, mientras que aspira superar los votos obtenidos en las tres últimas elecciones presidenciales desde 2005. Sin embargo, la oposición busca recordar al electorado cómo funcionaba el país antes del gobierno de Morales y hacer de este ejercicio el último del gobierno oficialista.

Mientras tanto, en República Dominicana se llevarán a cabo elecciones presidenciales, de Congreso y municipios el 15 de mayo. Existen señales claras de que el gobierno actual pretende una victoria contundente. Se busca que el Presidente Medina logre una victoria con una mayoría aplastante, que se asemeje a los niveles de aprobación que recibió en los primeros tres años de gobierno, y sobrepase los números de Leonel Fernández, su principal opositor.

En Nicaragua se prevé la posible reelección del izquierdista Daniel Ortega, pues éste se irá a las urnas el próximo 6 de noviembre. Ortega fue reelecto en 2011 con 62,45% de los votos tras una cuestionada candidatura y una jornada electoral plagada de denuncias de irregularidades.

Por su parte, el periodista, político y empresario Ricardo Belmont confía ganar las próximas elecciones peruanas a través de la plataforma Siempre Unidos. Hasta la fecha, 21 partidos políticos se encuentran inscritos en el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) del JNE, por lo cual están habilitados para presentar candidatos a las elecciones presidenciales del 10 de abril. Cinco candidatospresidenciales se presentarán en la VI Conferencia Anticorrupción Internacional que, bajo la organización de la Contraloría General de la República, se llevará a cabo el 3 y 4 de febrero en la Universidad de Lima.

Este “rally” electoral es un momento propicio para valorar las dinámicas políticas que caracterizan a la región. Hace nueve años se hablaba de una izquierda fuerte en la región, pero hoy el tablero muestra una realidad bastante diferente. Solo Morales y Correa siguen al frente con gobiernos ininterrumpidos y Bachelet consiguió su segundo mandato después del gobierno de derecha del millonario Sebastián Piñera. ¿Qué pasará en 2016 con los gobiernos de izquierda latinoamericanos? Este año será clave para la región, pues mayoría de los procesos electorales finalizarán este año, siendo México el único que tendrá elecciones presidenciales hasta 2018.


Lecturas sugeridas


Powered by:

Image title

www.globalnexusdc.com

Top